Ir al contenido principal

GRAMSCI, Antonio - "Introducción. En la pol{itica y el Estado moderno" (1949) - Comunicación II - Cátedra Martini



GRAMSCI, Antonio - "Introducción". En la política y el Estado moderno (1949) - Comunicación II - Cátedra Martini

ANTONIO GRAMSCI:
LA POLÍTICA Y EL ESTADO MODERNO (1949)

Ensayo popular de sociología, de N. Bujarin: La teoría del materialismo histórico - Manual popular de sociología marxista, publicado en Moscú, por primera vez, en 1921. Se ha servido seguramente Gramsci para su trabajo.
Folclore: 1. m. Conjunto de creencias, costumbres, artesanías, etc., tradicionales de un pueblo.

1. Introducción

1) Desarrolle el concepto de sentido común. ¿Cuál es y por qué se establece la analogía con el folklore?
2) ¿Cuál es la relación entre sentido común y hegemonía?
3) ¿Cuál es la relación entre sentido común y religión?
4) ¿Cuál es la relación entre sentido común y filosofía?
5) ¿En qué consiste el carácter nacional popular de la filosofía?
6) ¿En qué consiste la relación entre sentido común y buen sentido?

El sentido común, la “filosofía de los no filósofos”, es decir, la concepción del mundo absorbida acríticamente por los diversos ambientes sociales y culturales en que se desarrolla la individualidad moral del hombre medio. El sentido común no es una concepción única, idéntica en el tiempo y en el espacio: es el “folklore” de la filosofía. Su rasgo fundamental y más característico es ser una concepción conforme a la posición social y cultural de las multitudes de las que constituye la filosofía.

Los grandes sistemas de las filosofías tradicionales y la religión del alto clero, es decir, la concepción del mundo de los intelectuales y de la alta cultura. Estos sistemas son ignorados e influyen en las masas populares como fuerza política externa, como elemento de fuerza cohesiva de las clases dirigentes, es decir, como elemento de subordinación a una hegemonía exterior, que limita negativamente el pensamiento original de las masas populares, sin influir positivamente en él, como fermento vital de transformación íntima de lo que las masas piensan embrionariamente y caóticamente sobre el mundo y la vida. Los elementos principales del sentido común son suministrados por las religiones y por esto la religión es mucho más íntima que la relación entre el sentido común y los sistemas filosóficos de los intelectuales. Toda religión es en realidad una multiplicidad de religiones distintas y a menudo contradictorias: hay un catolicismo de los campesinos, otros de los burgueses, etc. Pero en el sentido común sólo influyen las mas toscas y menos elaboradas de estos diversos catolicismos, actualmente existentes: han influido y son componentes del actual sentido común las religiones precedentes y las formas anteriores de catolicismo actual, las supersticiones científicas ligadas a las religiones del pasado. En el sentido común predominan los elementos realistas, materialistas, es decir, el producto inmediato de las sensaciones elementales, lo cual no está en contradicción con el mundo religioso; estos elementos son supersticiosos, acríticos.

El ensayo popular debe entenderse como acotación metodológica y no entenderse en el sentido de que haya que dejar de lado la crítica de las filosofías sistemáticas de los intelectuales. Cuando un elemento de masa supera críticamente el sentido común en el plano individual, por eso mismo, una nueva filosofía: de aquí la necesidad de que en una exposición de la filosofía de la praxis se polemice con las filosofías tradicionales. La filosofía de la praxis solo puede concebirse en forma polémica. Sin embargo, el punto de partida tiene que ser siempre el sentido común, es decir, la filosofía espontánea de las multitudes que se trata de hacer ideológicamente homogéneas.

El sentido común ha sido considerado de diversas maneras: como base de la filosofía o criticado desde el punto de vista de otra filosofía. En todos los casos, el resultado ha sido, en realidad, la superación de un determinado sentido común para crear otro más adecuado a la concepción del mundo dirigente.

Croce se complace a menudo en que determinadas proposiciones filosóficas sean compartidas por el sentido común, pero ¿Qué puede significar esto en concreto? El sentido común es un agregado caótico de concepciones diversas y en el que se pueden encontrar todo lo que se quiera . Esta actitud de Croce hacia el sentido común no ha llevado a una concepción de la cultura fecunda desde el punto de vista nacional- popular, es decir, a una concepción más concretamente historicista de la filosofía, lo cual, por lo demás, sólo puede ocurrir con la filosofía de la praxis.

Lo que hemos dicho hasta ahora no significa que el sentido común no contenga verdades. Significa que el sentido común es un concepto equívoco, contradictorio, multiforme, y que al referirse al sentido común como prueba de verdad es absurdo. Se podrá decir con exactitud que cierta verdad es ya de sentido común para indicar que se ha difundido más allá del círculo de los grupos intelectuales, pero con esto no se hace más que una constatación de carácter histórico y una afirmación de racionalidad histórica. El sentido común es mezquinamente misoneísta (aversión a lo nuevo) y conservador y hace penetrar en él una nueva verdad es la demostración de esta verdad tiene una gran fuerza de expansión y de evidencia.

Se utilizan los términos de buen sentido y de sentido común de forma equívoca: como filosofía, como determinado modo de pensar, con cierto contenido de creencias y de opiniones y como actitud benevolente indulgente, en su desprecio por lo abstruso y complicado. Era necesario que la ciencia diese muerte a un determinado buen sentido tradicional, para crear un “nuevo” buen sentido.
En Marx se encuentra  a menudo referencias al sentido común pero no se trata de referencias sobre la validez del contenido de estas creencias sino sobre la solidez formal y sobre su imperatividad cuando producen normas de conducta. En las referencias se afirma la necesidad de nuevas creencias populares, de un nuevo sentido común y de una nueva cultura y de una nueva filosofía que se enraicen en la conciencia popular con la misma fuerza y la misma imperatividad que las creencias tradicionales.


NOTA 2 – En la enseñanza de la filosofía que no se  propone informar históricamente al discente sobre el desarrollo de la filosofía del pasado sino formarle culturalmente, ayudarle  a elaborar críticamente su propio pensamiento para participar en una comunidad ideológica y cultural, es necesario partir de lo que el discente conoce ya, de su experiencia filosófica (después de haberle demostrado precisamente que posee esta experiencia, que es “filósofo” sin saberlo). Y dado que se presupone un cierto nivel medio intelectual y cultural de los dicentes, que verosímilmente sólo han recibido con anterioridad informaciones intermitentes y fragmentarias y carecen de toda preparación metodológica y critica, no puede dejarse de partir del sentido común en primer lugar y de la religión en segundo lugar. Sólo en un tercer momento puede partirse de los sistemas filosóficos elaborados por los grupos intelectuales tradicionales.

Entradas populares de este blog

Antropología - Resumen toda la materia - Cátedra: Rosato

Introducción:
Objeto > Otredad cultural, Alteridad cultural, Diversidad cultural "Técnica" o "Método" > Observación participante La antropología se presenta como una “acumulación” conflictiva de sus diferentes partes. Se pueden distinguir tres momentos de esta:

1- Fines del siglo XIX (evolucionismo) cuando se constituye como ciencia; 2- Periodo entre guerras (diversidad); 3- Después de la 2da Guerra Mundial, donde aparecen otras antropologías (no occidentales). La Antropología es una “construcción”, en la que el otro cultural se construyó de manera científica por las distintas teorías que dominaron en cada uno de los momentos históricos.

Fines del siglo XIX: La antropología se formalizó como ciencia. Fue el momento del conocimiento de la existencia de modos de vida diferentes.  La rev. Ind. Produjo diferencias de clases. Occidente se expandió sistemáticamente por el mundo. El asombramiento se distinguió porque  la diferencia se constituyo en objeto de explicación ci…

GEERTZ, Clifford - “Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini

GEERTZ, Clifford - "“Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini
CLIFFORD GEERTZ: DESCRIPCIÓN DENSA. HACIA UNA TEORÍA INTERPRETATIVA DE LA CULTURA
Geertz quiere que entendamos una cultura en sus propios términos. Para hacer esto, debemos entender sus complejidades, naturalezas y matices. El título de uno de los libros de Geertz es La interpretación de las culturas; nos lo dice todo. Intenta esclarecer el concepto de cultura al escribir acerca de culturas particulares. Hay que dejar de lado las pretenciones de una “gran idea” macro que explique todo. Rechaza el punto de vista de que la cultura se puede entender mejor a través de una teoría importante. Opina que el mejor enfoque para un mayor desarrollo del concepto consiste en enfrentarse con problemas específicos. Concepto de culturaes esencialmente semiótico. Cree, como Max Weber, que el hombre es un animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido; co…

Adorno y Horkhemeimer - La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas - Comunicación I - Cátedra Mangone

Resúmenes de Adorno y Horkhemeimer


RESUMEN 1


La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas
La civilización actual concede a todo un aire de semejanza ---> falsa identidad lo universal y lo particular. En términos tecnológicos es necesario que la industria cultural genere métodos de reproducción que conducen a que, en diferentes lugares, necesidades iguales sean satisfechas mediante productos estándar ---> igualación y producción en serie.
La constitución del público forma parte del sistema de la industria cultural. Los deseos espontáneos del público se convierten en un texto inconsciente. Para todos los consumidores hay algo previsto y cada consumidor debe dirigirse a la categoría de los productos en masa que han sido preparados para él.
El tiempo libre del trabajador debe orientarse sobre la unidad de producción ---> para el consumidor no hay nada por clasificar que no haya sido ya anticipado en el esquematismo de la producción.

El mundo entero está pasado por el c…