Ir al contenido principal

Bonsieppe - "Arabescos del Racionalismo" - Seminario de diseño gráfico - Cátedra Savransky

Bonsieppe - "Arabescos del Racionalismo" - Seminario de diseño gráfico - Cátedra Savransky


ARABESCOS DEL RACIONALISMO
Por Guy Bonsieppe


ESTADO PRESENTE DE LA METODOLOGIA DEL DISEÑO
La mayoría de los diseñadores considera las discusiones sobre metodología del diseño como cosa apartada de la práctica real, como esfuerzos desquiciantes de los metodologistas por dominarlos, cuando lo que ellos quieren es darse a la tarea inmediata. Si puede hablarse un idioma sin formular explícitamente su gramática, bien puede diseñarse correctamente sin tener que recurrir necesariamente a la metodología del diseño. La metodología se expresa en términos de parámetros de diseño, criterios racionales de decisión y procedimientos sistemáticos de resolución de problemas.

CIENTIFIZACION DEL DISEÑO
El proceso de adopción de parámetros de diseño, criterios racionales de decisión y procedimientos sistemáticos de resolución de problemas se conoce como cientifización del diseño y según Bonsieppe representa más una utopía que una realidad. No siempre se ha alcanzado resultados alentadores. La cientifización o racionalización del diseño puede generar tanto esfuerzos liberadores como represores.


DISEÑO Y FORMA
La forma es el objetivo final del diseño.


FORMALISMO Y ANTIFORMALISMO

Aquellos fascinados por la apariencia externa de una forma reciben el nombre de formalistas. Son peyorativamente considerados por los antiformalistas como embellecedores de la superficie o como maquilladores de productos para estimular el apetito de prestigio del consumidor. Aquellos obsesionados con las cuestiones prácticas reciben el nombre de antiformalistas. Se preocupan por estudiar el producto, mejorar sus características de uso, disminuir costes de producción y satisfacer necesidades reales.
Los primeros producen diseños de prestigio, mientras que los segundos producen diseños correctos y funcionales.



METODO, PLAN, PROGRAMA Y SISTEMA

Los metodologistas del diseño concentran su atención en la manera en que un grupo de acciones conducen a un resultado, que es el producto. Debe prestarse especial atención a los actos preparatorios que preceden a una acción principal y que a la vez la causan o la facilitan. Los actos preparatorios tienden a un objetivo que puede alcanzarse sistemática o asistemáticamente.

Los procedimientos no sistemáticos abren toda una gama de posibilidades. Los procedimientos sistemáticos buscan evitar toda acción arbitraria o azarosa en pos de una conducta planificada y controlada. El método es la selección planificada y controlada de un conjunto de acciones que tienen un fin. El diseñador posee una guía exacta para llevar a cabo sus acciones tendientes al logro de un fin.

Bonsieppe aconseja mantener una posición crítica frente a los métodos de diseño, pues no los considera como recetas que conducen infaliblemente a un resultado.


DECISIONES, DATOS Y RELEVANCIA
El diseño como proceso de toma de decisiones pertenece a un campo carente de reglas formales de decisión. El diseño como secuencia de decisiones depende de la información relevante en que se basan esas decisiones. Es preciso recabar información relevante que resulte de utilidad en el proceso de toma de decisiones y en el curso de la acción.
Los criterios que permiten entresacar la información relevante para la toma de decisiones racionales son los que ha descuidado la metodología. Se considera que un diseñador se conduciría de manera irracional si toma decisiones contradictorias en circunstancias semejantes.


DATOS EMPIRICOS Y NORMAS

Una metodología de diseño tiene un carácter normativo. Tanto Christopher Alexander como Bruce Archer exponen cuatro argumentos a favor del fortalecimiento del diseño mediante la metodología.
1)      Los problemas del diseño se han tornado demasiado complejos para ser encarados intuitivamente.
2)      La variedad de los problemas del diseño crece rápidamente.
3)      La cantidad de información requerida para solucionar los problemas del diseño aumenta de manera tal que ningún diseñador aislado puede reunirla ni evaluarla.
4)      Los tipos de problemas de diseño cambian a un ritmo más dinámico que en tiempos anteriores, de manera tal que cada vez hay menos posibilidad de recurrir a la tradición.


COMPLEJIDAD Y VARIABLES
La complejidad de un problema de diseño aumenta con el número de variables, todas ellas más o menos relacionadas unas con otras. Reconciliar las variables es tarea del diseño.

Lo primero que es preciso hacer para encarar la complejidad de los problemas del diseño es buscar un método que permita descomponer entidades complejas en simples. Ello permite atacar el problema complejo desde sus puntos accesibles. Dividir un problema complejo de diseño en sub-problemas significa jerarquizar problemas y ordenarlos de acuerdo a su importancia. Se obtiene así un esquema analítico que es preciso traducir a una forma y a un objeto.

El diseño consiste en convertir un diagrama analítico y mental en forma. Este proceso de conversión ha constituido el arcano de toda metodología de diseño, pues ninguna metodología ha propuesto técnicas para efectuar con éxito tal proceso de conversión.



Especificaciones, criterios de diseño, forma y contexto
Un problema de diseño consta de dos elementos, a saber: una forma y un contexto que le corresponde y en el cual se inserta. El contexto se identifica con la suma de restricciones  y requerimientos y la forma debe adecuarse al contexto y satisfacer esas restricciones y requerimientos. El trabajo del diseñador debe concentrarse en aquellos factores que puedan afectar el equilibrio entre producto y contexto y erradicar aquellos factores causantes de contradicciones indeseables entre forma y contexto. La forma resultante deberá evaluarse a la luz de su grado de armonización con un grupo específico de requerimientos y restricciones del contexto.


FASES DEL PROCESO DE DISEÑO
Las subdivisiones del proceso de diseño en planeamientos escalonados apuntan hacia la objetividad y la racionalidad. Configuran previamente el proceso de diseño, obviando el diseño atolondrado e irreflexivo que actúa en base a una supuesta espontaneidad. La metodología evita la actividad impulsiva e impremeditada que considera que el diseño parte de una vorágine incontrolada de acción. El racionalismo y la objetividad aparecen en el análisis, en la elucidación del problema, en la identificación de las tareas que lo constituyen y en su cumplimiento sistemático.

La metodología de diseño está en la posición que ocupaba la psicología en el siglo XIX, cuando trataba de ser reconocida como verdadera ciencia. Solo si la metodología del  diseño se liberase de su relación parasitaria con otras disciplinas, podría salir adelante y ganaría independencia.




Resumen 2

El autor se propone, en todo el artículo, postular la importancia y las limitaciones de la aplicación del racionalismo y el método científico en el proceso de diseño (lo que analiza específicamente el autor en este artículo es el diseño industrial). Su argumentación propone lograr una síntesis entre dos posiciones extremas: el metodologismo o cientificismo y, lo que llamaremos, “antimetodologismo”. En su razonamiento de base dialéctica, el autor entiende que el sostenimiento de cualquiera de estas posiciones extremas devendrá en mito. Todo el artículo propone una discusión entre la tesis del metodologismo, la antítesis del “antimetodologismo” y la síntesis del autor. En lo que sigue, intentaremos identificar los temas principales que guían la argumentación del autor y los postulados de ambas posiciones extremas.

Metodología del diseño
Según Bonsiepe, fue a finales de la década del ’20 que determinadas disciplinas científicas y maneras de pensar fueron incorporadas al diseño de la mano de Hannes Meyer desde el Bauhaus. Su argumentación comienza parafraseando a George Nelson y llevando su afirmación con respecto al diseño a la metodología. Según el autor, la metodología devino en mito antes de alcanzar su madurez (mito cientificista). Un diseñador que no conozca o no de importancia a la metodología podría afirmar, según Bonsiepe, que: “Si puede hablarse en un idioma sin formular explícitamente su gramática, bien puede diseñarse correctamente sin tener que recurrirse necesariamente a la metodología correspondiente” (metodología = gramática). Sin embargo afirma que el diseño, como profesión orientada a la tecnología y a la industria, no puede evadirse del racionalismo y de la ciencia.

Método científico vs. Instinto
Como argumento vigente entre los metodologistas, Bonsiepe cita al arquitecto Lethaby cuando, en 1910 afirmaba que: “Hemos entrado en una era científica y las viejas prácticas que funcionan por instinto pertenecen a una era totalmente distinta (...) el nervio vital de nuestra época yace en la metodología científica”. Según Bonsiepe, esta afirmación es más una utopía que una realidad concreta. Según él, la aplicación de la metodología científica no siempre ha alcanzado resultados alentadores.

Método vs. Creatividad
Según el autor, un argumento común en las escuelas norteamericanas de diseño es el de que: “La metodología del diseño posee un especial atractivo para aquellos que (...) carecen de creatividad: estos sistematizan su trabajo no tanto por lograr resultados útiles como por encubrir una insuficiencia de ideas ciertas”. Los metodologistas, en cambio, afirmarán que la utilización del método científico en diseño permite una mayor integración entre el diseñador y la sociedad, una adaptación a las circunstancias imperantes. Según el autor, no obstante, las funciones conservadoras de la ciencia pueden llegar a ahogar el espíritu crítico del diseño. “El racionalismo [en síntesis] puede generar fuerzas liberadoras, pero también tendencias represivas. Puede oscurecer tanto como iluminar”.

Diseño de prestigio (formalistas) vs. Diseño correcto (antiformalistas)
Según Bonsiepe: “Las metodologías ortodoxas dejan a veces la impresión de que la forma en un mal inevitable (...) ante la cual se debe mantener distancia, permitiéndole que surja espontáneamente de la coordinación de los parámetros de diseño (...). “Pero algo raro sucede con las formas finales que emergen de la coordinación de parámetros: a menudo presentan una gran falta de calidad. Ello no puede explicarse en función de los diversos factores integrados sistemáticamente”. De la vereda de enfrente se encontraría el styling designer “que embellece la superficie para estimular el apetito de prestigio del consumidor [y que]es peyorativamente considerado un “maquillador de productos”. Según el autor, muchos diseñadores europeos consideran que el styling designer no produce un diseño correcto sino un “diseño de prestigio”. “Están plenamente justificadas las reservas que hay con respecto al styling designer y su filosofía, pero, por otra parte, una táctica que prácticamente erradique toda responsabilidad por la forma de un producto, o la remita a la coordinación de factores de diseño, es también inaceptable”.

Metodología y diseño sistemático
“Los metodologistas del diseño concentran su atención en la manera en que una acción - el diseño - conduce a un resultado - el producto -. El dilema: (...) ¿qué método, qué proceso se utiliza?”
Actos preparatorios: preceden a una acción principal. Prácticas, experimentos, planeamiento del diseño. Tienden a un objetivo (el producto, en este caso).
“Este [objetivo] puede alcanzarse sistemáticamente o no. Los procedimientos sistemáticos sirven para evitar toda acción arbitraria, mientras que los no sistemáticos recorren ciegamente toda la gama de posibilidades. O sea, conducta sistemática (...) significa conducta planeada y controlada”.
Proyecto o programa: posible selección y composición de acciones dirigidas a un objetivo común.
Método: la misma selección, pero planificada. “Deliberada selección y organización de subacciones”. “Debe ser aplicable en más de una ocasión”. El diseñador “posee una guía exacta para proceder en sus acciones”. Conducta sistemática. “(...) Acudir al pensamiento reflexivo puede dar frutos, pero sólo si se le asigna función reguladora y no determinante”. “Si se une tan firmemente la conducta metódica (sistemática) al pensamiento consciente, se podría inferir que cada paso de una acción debe premeditarse, y que los métodos deben ser altamente estructurados, lo cual entra en amplia contradicción con las peculiaridades del diseño. Por lo tanto debe formularse un concepto más libre del método, como lo ha hecho Abraham Moles: “Todos estos métodos son aleatorios: el éxito nunca está garantizado. Los métodos no son recetas que conducen infaliblemente a un resultado; no existe una máquina de crear (...)”.

Datos y decisiones
“[El diseño] pertenece a uno de esos campos carentes de reglas formales de decisión”.
“El diseño como secuencia de decisiones depende de la información en que se basen esas decisiones. En este contexto información quiere decir conocimiento archivado útil para tomar una decisión”.

Etapa de información: fase del proceso de diseño de recolección de datos. La recolección de montañas de datos puede transformar al diseñador en un burócrata con mucha documentación y ninguna idea de diseño. Lo que necesita el diseñador es sólo información relevante, es decir, “información que resulte de utilidad en el proceso de decisiones y en el curso de acción.”

Complejidad de los problemas de diseño (variables). Importancia de la metodología.
Bonsiepe retoma a Alexander y sus argumentos a favor del diseño mediante metodología:
1)    Los problemas de diseño se han tornado demasiado complejos para encararlos tan sólo intuitivamente.
2)    Cantidad de información requerida para solucionarlos.
3)    Variedad de problemas
4)    Cambio en los tipos de problemas. Cada vez es menor la posibilidad de recurrir a la tradición, a la práctica establecida.
De estos argumentos se desprende la idea de complejidad, es decir, del aumento del número de variables en los problemas de diseño.
A la hora de proyectar el diseño, según el autor, resulta imposible manejar cada variable por separado, todas están más o menos relacionadas. En este sentido afirmará que: “Un diseño óptimo (...) no representa la suma total de óptimos aislados, sino un complejo de subsoluciones agrupadas (...)”.
Por otro lado, las variables, para el análisis, son agrupadas y asignadas a diversas clasificaciones, “las cuales están determinadas históricamente y, por lo tanto, no son válidas en toda ocasión.” Además, “subdividir un problema complejo de diseño implica jerarquizarlo.” En esta etapa se hacen inevitables los juicios y prejuicios personales del diseñador. Estas cuestiones limitan la pretensión de objetividad científica en esta etapa de “información”.

Conversión del proyecto a forma
Traducción: El diagrama analítico resultante de la identificación, clasificación y relación de las variables debe ser convertido en objeto, en forma. Esta conversión es la verdadera tarea del diseño. “(...) Hasta ahora, ninguna metodología (...) ha propuesto técnicas para efectuar con éxito el proceso de conversión de un diagrama analítico en forma.”

Forma y Contexto
Para Alexander un problema de diseño consta de dos elementos: una forma y un contexto que le corresponde.
Contexto: suma de requerimientos y restricciones. “El contexto (...) halla su complemento racionalmente en la forma que se le adecúa.
Forma: suma de características que satisface al contexto. “Una forma se adecúa a un contexto si conduce a la coexistencia armónica de ambos”. Describir una forma que corresponda a su contexto es extremadamente difícil, si no imposible. Por lo tanto es preferible enumerar las posibles contradicciones entre forma y contexto. El proceso de diseñar puede interpretarse como un esquema para “erradicar aquellos factores que causan contradicciones indeseables entre forma y contexto.”
Evaluación: ¿Cómo evaluar el grado de armonización logrado por la forma con el contexto? Es decir, ¿Cómo evaluar hasta qué punto un diseño satisface su grupo específico de requerimientos (contexto)? No existen normas con valores comparativos estipulados. Existen una serie de variables no cuantificables que hacen de la evaluación de la forma una tarea difícil de sistematizar. “El planeamiento como expresión de la voluntad de control no sustituye al diseño, ni el diseño como expresión de la voluntad proyectual excluye al planeamiento.”


Computadoras y bases de datos
El diseño por computadora “determina el sentido del futuro desarrollo.” “La computadora, como herramienta de diseño, afectará el contenido del diseño.” Posibilidad de estudiar las formas mediante modelos tridimensionales generados por computadoras.
La utilización de un banco de datos puede “reducir la fase de reunión, clasificación y, si es necesario, evaluación de información, a una fracción del tiempo antes requerido, además de presentar un trabajo más complejo y digno de confianza.”

Conclusiones
“[Las metodologías] configuran previamente el proceso de diseño, obviando el diseño atolondrado e irreflexivo que actúa en base a una supuesta espontaneidad. La metodología evita la actividad impulsiva e impremeditada que obedece al lugar común, falso como todos, que considera que el diseño parte de una vorágine incontrolada de acción.”
 “El método científico sigue siendo ídolo del cientificismo. Debe cuidarse de que el diseño no se ate a un ideal metodológico heterónomo (...)”



Resumen 3:

BONSIEPE
DISEÑO INDUSTRIAL. ARTEFACTO Y PROYECTO

Es poco probable que el  diseño, una disiplina orientada  a la tecnología y a la industria, escape a la realidad de la ciencia y el racionalismo.
La idea de incorporar a la práctica del diseño determinadas disciplinas científicas y maneras de pensar fue impulsada por la Bauhaus a finales de la década del veinte.
El diseño basado en fundamentos científicos puede tener dos implicaciones: primero, un interés instrumental, y, segundo, un respeto quietista a la ciencia.
El racionalismo de los métodos de diseño corre el riesgo de perder de vista el racionalismo de los objetivos del diseño.
La forma es el objetivo definitivo del diseño. La forma correcta y no la más bella, aquella que se adapte a las necesidades de costos, fabricación y uso.
Método: es definido como una característica particular de un grupo de acciones (conducta planeada y controlada). El método, procedimiento sistemático, se expresa a través de la deliberada selección y organización de subacciones; debe, asimismo, poseer características de plan, y ser aplicable a una ocasión. esta interpretación objetivizada del método es demasiado rigurosa  para el diseño. Debe asignársele al pensamiento reflexivo una función reguladora y no determinante. Debe formularse un concepto más libre de método: “Todos estos métodos son aleatorios: el éxito nunca está garantizado. Los métodos no son recetas que conducen infaliblemente a resultados; no existe una máquina de crear... En general estos métodos no son altamente estructurados, y así deben quedar” (Moles)
El diseño es un proceso de decisiones  organizado a partir de informaciones  sobre un contexto determinado.

Una metodología del diseño tiene un carácter normativo más que descriptivo: suministra un marco dentro del cual ha de ajustarse el diseño. Debe permitir enfrentar los problemas del diseño convirtiendo entidades complejas en simples, es decir jerarquizar.

Entradas populares de este blog

Antropología - Resumen toda la materia - Cátedra: Rosato

Introducción:
Objeto > Otredad cultural, Alteridad cultural, Diversidad cultural "Técnica" o "Método" > Observación participante La antropología se presenta como una “acumulación” conflictiva de sus diferentes partes. Se pueden distinguir tres momentos de esta:

1- Fines del siglo XIX (evolucionismo) cuando se constituye como ciencia; 2- Periodo entre guerras (diversidad); 3- Después de la 2da Guerra Mundial, donde aparecen otras antropologías (no occidentales). La Antropología es una “construcción”, en la que el otro cultural se construyó de manera científica por las distintas teorías que dominaron en cada uno de los momentos históricos.

Fines del siglo XIX: La antropología se formalizó como ciencia. Fue el momento del conocimiento de la existencia de modos de vida diferentes.  La rev. Ind. Produjo diferencias de clases. Occidente se expandió sistemáticamente por el mundo. El asombramiento se distinguió porque  la diferencia se constituyo en objeto de explicación ci…

GEERTZ, Clifford - “Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini

GEERTZ, Clifford - "“Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini
CLIFFORD GEERTZ: DESCRIPCIÓN DENSA. HACIA UNA TEORÍA INTERPRETATIVA DE LA CULTURA
Geertz quiere que entendamos una cultura en sus propios términos. Para hacer esto, debemos entender sus complejidades, naturalezas y matices. El título de uno de los libros de Geertz es La interpretación de las culturas; nos lo dice todo. Intenta esclarecer el concepto de cultura al escribir acerca de culturas particulares. Hay que dejar de lado las pretenciones de una “gran idea” macro que explique todo. Rechaza el punto de vista de que la cultura se puede entender mejor a través de una teoría importante. Opina que el mejor enfoque para un mayor desarrollo del concepto consiste en enfrentarse con problemas específicos. Concepto de culturaes esencialmente semiótico. Cree, como Max Weber, que el hombre es un animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido; co…

Adorno y Horkhemeimer - La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas - Comunicación I - Cátedra Mangone

Resúmenes de Adorno y Horkhemeimer


RESUMEN 1


La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas
La civilización actual concede a todo un aire de semejanza ---> falsa identidad lo universal y lo particular. En términos tecnológicos es necesario que la industria cultural genere métodos de reproducción que conducen a que, en diferentes lugares, necesidades iguales sean satisfechas mediante productos estándar ---> igualación y producción en serie.
La constitución del público forma parte del sistema de la industria cultural. Los deseos espontáneos del público se convierten en un texto inconsciente. Para todos los consumidores hay algo previsto y cada consumidor debe dirigirse a la categoría de los productos en masa que han sido preparados para él.
El tiempo libre del trabajador debe orientarse sobre la unidad de producción ---> para el consumidor no hay nada por clasificar que no haya sido ya anticipado en el esquematismo de la producción.

El mundo entero está pasado por el c…