Ir al contenido principal

Freud - "Pulsiones y destinos de pulsión" - Seminario de Diseño Gráfico y Publicitario - Cátedra: Savransky

PULSIONES Y DESTINOS DE PULSION
Por Sigmund Freud

Estímulo
  • ·         Aportado al organismo desde afuera del organismo (origen externo)
  • ·         Opera de un solo golpe.
  • ·     Descargado hacia afuera mediante una acción acorde al fin, por el hecho de que sustrae a la sustancia estimulada de la influencia del estímulo, alejándola del radio de acción en que opera el estímulo. Se lo puede despachar mediante una única acción adecuada, cuyo tipo ha de discernirse en la huida motriz ante la fuente del estímulo.

Pulsión
  • ·         Aportado al organismo desde el interior del organismo (origen somático)
  • ·         No actúa como fuerza de choque momentánea, sino siempre como fuerza constante.
  • ·         Puesto que no ataca desde afuera sino desde el interior del propio organismo, una huida de nada puede valer contra ella. Lo que cancela la necesidad pulsional es la satisfacción, que sólo puede alcanzarse mediante una modificación apropiada a la meta, de la fuente interior del estímulo.

La sustancia percipiente del ser vivo adquiere un asidero para separar un afuera de un adentro. Registra estímulos de los que puede sustraerse mediante la huida motriz y a estos los imputa a un mundo exterior. Registra pulsiones frente a los cuales la huida motriz resulta inútil, pues conservan su carácter de esfuerzo constante desde el interior. Estos estímulos son la marca de un mundo interior, el testimonio de unas necesidades pulsionales.

Hallamos la esencia de la pulsión en sus caracteres principales, su proveniencia de fuentes de estímulo situadas en el interior del organismo, su emergencia como fuerza constante y su incoercibilidad por acciones de huida motriz. Hallamos la esencia del estímulo en sus caracteres principales, su proveniencia de fuentes de estímulo situadas en el exterior del organismo, su emergencia como fuerza de choque y su cancelación o disminución por acciones de huida motriz.

El sistema nervioso es un aparato al que le está deparada la función de librarse de los estímulos que le llegan, de rebajarlos al nivel mínimo posible, un aparato que, de ser posible, querría conservarse exento de todo estímulo. Atribuimos al sistema nervioso el cometido de dominar los estímulos. Los estímulos exteriores plantean una única tarea, la de sustraerse de ellos y esto acontece mediante movimientos musculares de los que por último uno alcanza la meta y después, por ser el adecuado al fin, se convierte en disposición heredada.

Los estímulos pulsionales que se generan al interior del organismo no pueden tramitarse mediante este mecanismo. Plantean exigencias mucho más elevadas al sistema nervioso y lo mueven a actividades complejas y encadenadas entre sí, que modifican el mundo exterior lo suficientemente como para que satisfaga la fuente interior del estímulo. Además, lo obligan a renunciar a su propósito ideal de mantener alejados los estímulos, puesto que producen un flujo continuado e inevitable de estos.

Las pulsiones y no los estímulos son los genuinos motores de los progresos que han llevado al sistema  nervioso a su actual nivel de desarrollo.

La pulsión nos aparece como un concepto fronterizo entre lo psíquico y lo somático, algo así como un representante psíquico de los estímulos que provienen del interior del cuerpo y alcanzan el alma. Como no es psíquica, la pulsión tiene que enviarle a la psique “embajadores” que para hacerse entender deben hablar un lenguaje reconocible y comprensible por lo psíquico, por lo que tienen que presentarse como representaciones.

Algunos términos que se usan en conexión con el concepto de pulsión son los siguientes: esfuerzo, meta, objeto, fuente. Por esfuerzo de una pulsión se entiende su factor motor, la suma de fuerza o la medida de exigencia de trabajo que ella representa para satisfacerla. La meta de una pulsión es en todos los casos la satisfacción que sólo puede alcanzarse cancelando el estado de estimulación en la fuente de la pulsión. El objeto de la pulsión es aquello en o por lo cual puede alcanzar su meta y puede ser propio o ajeno. La fuente de la pulsión se entiende como aquel proceso corporal, interior a un órgano o a una parte del cuerpo, cuyo estímulo es representado en la vida anímica por la pulsión.

Freud propone distinguir entre dos tipos de pulsión: las pulsiones yoicas o de auto-conservación y las pulsiones sexuales o libidinales. (completar con el teórico 15 de Savranski, ya que el texto no dice demasiado)



Entradas populares de este blog

Antropología - Resumen toda la materia - Cátedra: Rosato

Introducción:
Objeto > Otredad cultural, Alteridad cultural, Diversidad cultural "Técnica" o "Método" > Observación participante La antropología se presenta como una “acumulación” conflictiva de sus diferentes partes. Se pueden distinguir tres momentos de esta:

1- Fines del siglo XIX (evolucionismo) cuando se constituye como ciencia; 2- Periodo entre guerras (diversidad); 3- Después de la 2da Guerra Mundial, donde aparecen otras antropologías (no occidentales). La Antropología es una “construcción”, en la que el otro cultural se construyó de manera científica por las distintas teorías que dominaron en cada uno de los momentos históricos.

Fines del siglo XIX: La antropología se formalizó como ciencia. Fue el momento del conocimiento de la existencia de modos de vida diferentes.  La rev. Ind. Produjo diferencias de clases. Occidente se expandió sistemáticamente por el mundo. El asombramiento se distinguió porque  la diferencia se constituyo en objeto de explicación ci…

GEERTZ, Clifford - “Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini

GEERTZ, Clifford - "“Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini
CLIFFORD GEERTZ: DESCRIPCIÓN DENSA. HACIA UNA TEORÍA INTERPRETATIVA DE LA CULTURA
Geertz quiere que entendamos una cultura en sus propios términos. Para hacer esto, debemos entender sus complejidades, naturalezas y matices. El título de uno de los libros de Geertz es La interpretación de las culturas; nos lo dice todo. Intenta esclarecer el concepto de cultura al escribir acerca de culturas particulares. Hay que dejar de lado las pretenciones de una “gran idea” macro que explique todo. Rechaza el punto de vista de que la cultura se puede entender mejor a través de una teoría importante. Opina que el mejor enfoque para un mayor desarrollo del concepto consiste en enfrentarse con problemas específicos. Concepto de culturaes esencialmente semiótico. Cree, como Max Weber, que el hombre es un animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido; co…

Adorno y Horkhemeimer - La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas - Comunicación I - Cátedra Mangone

Resúmenes de Adorno y Horkhemeimer


RESUMEN 1


La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas
La civilización actual concede a todo un aire de semejanza ---> falsa identidad lo universal y lo particular. En términos tecnológicos es necesario que la industria cultural genere métodos de reproducción que conducen a que, en diferentes lugares, necesidades iguales sean satisfechas mediante productos estándar ---> igualación y producción en serie.
La constitución del público forma parte del sistema de la industria cultural. Los deseos espontáneos del público se convierten en un texto inconsciente. Para todos los consumidores hay algo previsto y cada consumidor debe dirigirse a la categoría de los productos en masa que han sido preparados para él.
El tiempo libre del trabajador debe orientarse sobre la unidad de producción ---> para el consumidor no hay nada por clasificar que no haya sido ya anticipado en el esquematismo de la producción.

El mundo entero está pasado por el c…