Ir al contenido principal

Foucault- "El panoptismo", en Vigilar y Castigar - Seminario de Informática - Cátedra: Ferrer

Foucault- "El panoptismo", en Vigilar y Castigar - Seminario de Informática - Cátedra: Ferrer

El panóptico es una torre de observación con forma de anillo, desde la cual la autoridad puede vigilar los movimientos de los prisioneros de todas las celdas a la vez. Su idea aparece durante el estallido de una epidemia en el siglo XVII: los ciudadanos son aislados en sus hogares, no mantienen contacto con otros y la autoridad controla sus relaciones.
Para Bentham, esta novedad arquitectónica podía ser empleada como recurso para toda una serie de instituciones. Se trata de una forma de poder, un tipo de sociedad que Foucault llama "sociedad disciplinaria" por oposición a las sociedades estrictamente penales que conocíamos anteriormente. Estamos no en la sociedad del espectáculo sino de la vigilancia, se llega a los cuerpos en profundidad, se persigue el adiestramiento minucioso y concreto de las fuerzas útiles. Se usa la disciplina para organizar a los hombres.

Las sociedades disciplinarias se pueden  ubicar entre los siglos XVIII, XIX y principios del XX.  Para Foucault el mejor modelo para definirlas es el Panóptico, figura creada por Bentham, que implicaba un control espacial, temporal, arquitectónico y corporal.

Este es espacio cerrado, vigilado en todos sus puntos, en el que los individuos están insertos en un lugar fijo, en el que los menores movimientos se hallan controlados, todos los acontecimientos están registrados. El poder se ejerce por entero, de acuerdo con una figura jerárquica continua, en el que cada individuo está constantemente localizado, examinado y distribuido entre los vivos, los enfermos y los muertos.

 En el Panóptico: la visibilidad es una trampa. La trampa del panóptico es crear en la mente del encerrado, que es visto todo el tiempo, incluso cuando no lo sea, lo esencial es que se crea que es vigilado. El efecto mayor del panóptico es inducir en el detenido un estado consciente y permanente de visibilidad que garantiza el funcionamiento automático del poder.

El poder debe ser visible e inverificable. Visible porque el detenido verá siempre la torre desde donde es espiado. Inverificable porque el detenido no debe saber jamás si en aquel momento se lo mira, pero debe estar seguro de que siempre puede ser mirado. En el anillo periférico se es totalmente visto, sin ver jamás; en la torre central se ve todo, sin ser jamás visto.

Poco importa quien ejerce el poder. Un individuo cualquiera puede hacer funcionar la máquina. Una sujeción real nace mecánicamente de una relación ficticia, de modo que no es necesario recurrir a medios de fuerza para obligar al condenado a la buena conducta, el loco a la tranquilidad, el obrero al trabajo, el escolar a la aplicación, el enfermo a la observación de las prescripciones. El prisionero reproduce por su cuenta las coacciones del poder. Se convierte en el principio de su propio sometimiento.

También el panóptico puede ser utilizado como máquina de modificar el comportamiento, de encauzar la conducta. Hace posible la experimentación sobre los hombres.   

En cada variante permite perfeccionar el poder, porque reduce el número de quiénes observan y a la vez aumenta el número de los observados. En la torre central cualquiera puede ejercer la vigilancia. Pero, tambien se permite que alguien venga a vigilar al vigilante: el edificio se vuelve transparente y permite que la sociedad entera lo controle.


El panoptismo:

Es una figura de tecnología política. El panóptico es un tipo de implantación de los cuerpos en el espacio, de distribución de los individuos unos en relación con los otros, de organización jerárquica, de disposición de los centros y de los canales de poder, de definición de sus instrumentos y de sus modos de intervención. El dispositivo disciplinario estará democráticamente controlado. Este esquema está destinado a difundirse en el cuerpo social.

Es el principio general de una nueva “anatomía política” cuyo objeto y fin no son la relación de soberanía sino las relaciones de disciplina. La disciplina no puede confundirse  con una institución ni con un aparato, sino que es un tipo de poder, una modalidad para ejercerlo. Es una física ó anatomía del poder, una tecnología y puede ser usado por diferentes instituciones.

Lo propio de las disciplinas es: hacer el ejercicio del poder lo menos costoso posible (económicamente y políticamente por su discreción), hacer que los efectos de este poder social alcancen su máximo de intensidad. La disciplina es el procedimiento técnico unitario por el cual la fuerza del cuerpo está con el menor gasto reducida como fuerza “política” y maximizada como fuerza útil. El crecimiento de una economía capitalista ha exigido la modalidad específica del poder disciplinario.


El panoptismo constituía el procedimiento técnico de la coerción. La prisión hay que colocarla en el punto en que se realiza la torsión del poder de castigar en un poder disciplinario de vigilar. Las disciplinas se ven también difundirse los procedimientos disciplinarios a partir no de instituciones cerradas, sino de focos de control diseminados en la sociedad: grupos religiosos, asociaciones de beneficencia como organizadores de la población.

Entradas populares de este blog

Antropología - Resumen toda la materia - Cátedra: Rosato

Introducción:
Objeto > Otredad cultural, Alteridad cultural, Diversidad cultural "Técnica" o "Método" > Observación participante La antropología se presenta como una “acumulación” conflictiva de sus diferentes partes. Se pueden distinguir tres momentos de esta:

1- Fines del siglo XIX (evolucionismo) cuando se constituye como ciencia; 2- Periodo entre guerras (diversidad); 3- Después de la 2da Guerra Mundial, donde aparecen otras antropologías (no occidentales). La Antropología es una “construcción”, en la que el otro cultural se construyó de manera científica por las distintas teorías que dominaron en cada uno de los momentos históricos.

Fines del siglo XIX: La antropología se formalizó como ciencia. Fue el momento del conocimiento de la existencia de modos de vida diferentes.  La rev. Ind. Produjo diferencias de clases. Occidente se expandió sistemáticamente por el mundo. El asombramiento se distinguió porque  la diferencia se constituyo en objeto de explicación ci…

GEERTZ, Clifford - “Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini

GEERTZ, Clifford - "“Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini
CLIFFORD GEERTZ: DESCRIPCIÓN DENSA. HACIA UNA TEORÍA INTERPRETATIVA DE LA CULTURA
Geertz quiere que entendamos una cultura en sus propios términos. Para hacer esto, debemos entender sus complejidades, naturalezas y matices. El título de uno de los libros de Geertz es La interpretación de las culturas; nos lo dice todo. Intenta esclarecer el concepto de cultura al escribir acerca de culturas particulares. Hay que dejar de lado las pretenciones de una “gran idea” macro que explique todo. Rechaza el punto de vista de que la cultura se puede entender mejor a través de una teoría importante. Opina que el mejor enfoque para un mayor desarrollo del concepto consiste en enfrentarse con problemas específicos. Concepto de culturaes esencialmente semiótico. Cree, como Max Weber, que el hombre es un animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido; co…

Adorno y Horkhemeimer - La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas - Comunicación I - Cátedra Mangone

Resúmenes de Adorno y Horkhemeimer


RESUMEN 1


La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas
La civilización actual concede a todo un aire de semejanza ---> falsa identidad lo universal y lo particular. En términos tecnológicos es necesario que la industria cultural genere métodos de reproducción que conducen a que, en diferentes lugares, necesidades iguales sean satisfechas mediante productos estándar ---> igualación y producción en serie.
La constitución del público forma parte del sistema de la industria cultural. Los deseos espontáneos del público se convierten en un texto inconsciente. Para todos los consumidores hay algo previsto y cada consumidor debe dirigirse a la categoría de los productos en masa que han sido preparados para él.
El tiempo libre del trabajador debe orientarse sobre la unidad de producción ---> para el consumidor no hay nada por clasificar que no haya sido ya anticipado en el esquematismo de la producción.

El mundo entero está pasado por el c…