Ir al contenido principal

Campillo - "El amor de un ser mortal" - Seminario de Informática - Cátedra: Ferrer

Campillo - "El amor de un ser mortal" - Seminario de Informática - Cátedra: Ferrer


Bataille pretendía elaborar una reflexión sobre las dimensione esenciales de la experiencia humana. “Experiencia interior”: esfuerzo por ir más allá de todo saber especializado poniendo en cuestión los temores y deseos que secretamente gobiernan la propia vida. Pensamiento “soberano”: aquel que renuncia a todo resultado práctico, no está asociado a las actividades útiles sino a las experiencias extremas de alegría y de dolor, de amor y de muerte. La escritura literaria no tiene otro fin que romper el aislamiento cotidiano de los seres y ponerlos en comunicación entre sí. Tensión entre la ganancia y la pérdida. La vida humana se manifiesta como una tensión entre el trabajo y el juego, entre el cálculo racional y el derroche irracional. Contradicción irresoluble entre el aquí y ahora como un fin absoluto y por otro la subordinación a un fin lejano y futuro. La fabricación y el uso del útil es lo que rompe la inmanencia del mundo (reino animal) y hace posible el surgimiento de la conciencia humana como conciencia del tiempo. El trabajo exige la subordinación de la acción presente a un fin lejano (obtener los medios para la supervivencia). El hombre adquiere su condición de sujeto conviertiéndose en un objeto para sí mismo. Se somete a la lógica del trabajo por temor a la muerte. El trabajo humano surge como una actividad social. Esto no puede conseguirse si no se prohíbe la satisfacción inmediata del deseo. Hay dos grandes pasiones que ponen en peligro el rendimiento y la supervivencia: la pasión fanática y la violencia. Tabú del sexo y tabú del asesinato. La ley social prohíbe el primado de la inmediatez animal, porque debe asegurar la perduración de la vida y conjurar el temor a la muerte. El trabajo y la ley responden a una lógica temporal, a una racionalidad calculadora que subordina el presente al futuro. La satisfacción inmediata del deseo hace que los objetos externos dejen de ser útiles, dejen de ser medios para un fin y se conviertan en fines absolutos.

Bataille propone sustituir la economía restringida que sólo tiene en cuenta los conceptos de utilidad, por una economía general que de cuenta de otras actividades regidas por el concepto de derroche. El principio de utilidad es relativo y está sometido al principio de pérdida. Ej. Potlatch: el gasto  no tiene un rendimiento económico, pero sí un rendimiento político.  Otros gastos improductivos: la religión, el erotismo, las creaciones artísticas y literarias. Estas son manifestaciones del retorno a la animalidad perdida. (negación de la animalidad y negación de esa negación). Transgredir una prohibición no significa abolirla. Las dos cosas son necesarias, sino la prohibición sería insoportable.
Bataille entra en el campo de la reflexión moral y política con el concepto de soberanía. Por un lado está la “soberanía tradicional”, de reyes y sacerdotes, por otro lado, la “soberanía auténtica”, la soberanía moral del sujeto humano en cuanto tal. Ser humano que supera el orden del trabajo y la ley, niega en sí mismo la individualidad temerosa y servil. El ser soberano es el sujeto que se niega a ser siervo y se afirma como señor. Para acceder a la soberanía hay que entregarse al movimiento incierto de la comunicación con el resto de los seres. Exige pérdida, donación.

Bataille tiene una concepción dialéctica de la humanidad. Para él hay tres tipos de sociedades: a) sociedades de consumición (predomina el gasto improductivo, soc. primitivas, igualitarias); b) sociedades de empresa (el excedente es absorbido por la empresa militar, religiosa, imperios teocráticos. Contradicción entre servidumbre y soberanía se resuelve con el par amo/esclavo, soberanía de unos pocos, concepción dualista del mundo. La soberanía se vuelve servil, necesita del reconocimiento de los siervos); c) sociedad moderna o capitalista (donde la reforma religiosa cuestiona el gasto improductivo y fomenta la acumulación de capital).

La sociedad moderna es resultado de un triple proceso histórico:
- Surgimiento del capitalismo. El excedente no es derrochado sino reinvertido. La burguesía, distinta a la aristocracia, rechaza los gastos suntuarios. Lógica de utilidad, de ganancia. Se opone a la división social basada en estatus, sangres. Pero cree naturales las diferencias que resultan de la libre competencia.
- Grandes revoluciones políticas. Destrucción del estado teocrático. Abolición de la soberanía tradicional. Sustitución por estado democrático. Igualdad jurídica y moral. Todos los seres humanos son igualmente soberanos. Pero Bataille dice que justamente, el único acto libre es renunciar a la libertad y aceptar su sometimiento. La razón los lleva a someterse al miedo a la muerte.
- Religión. Proceso de secularización. Desencantamiento del mundo. Santificación del trabajo. La lógica económica, política y científica se autonomiza del ámbito sagrado. Los objetos adquieren el valor que les concede el mercado. Pero la moral burguesa sigue estando regida por los principios de la religión cristiana.

Dentro de esta sociedad igualitaria y racional no queda lugar para la irracionalidad del juego, la fiesta, etc. Nietzsche cree que el hombre debe liberarse de la servidumbre del trabajo. Pero no cree que tal soberanía pueda ser alcanzada por todos los hombres, sino por una minoría, espíritus libres, superhombres.

Para Bataille el comunismo y el capitalismo son interdependientes. Para él el conflicto esencia e irresoluble es el que se da entre la humanidad profana o servil y la humanidad sagrada o soberana.
Bataille señala la paradoja inherente al comunismo. Por un lado pretende universalizar la igualdad, la dignidad humana, pero a quienes sean tachados de explotadores se los rebajará a la condición de animales. Para Bataille la soberanía auténtica no puede ser considerada como el privilegio de unos pocos elegidos. Soberanía y comunicación amorosa son una misma cosa.


Todo ser humano está destinado a llevar una doble vida y a practicar una doble moral. Por un lado, la moral del trabajo y de la ley, propia del sujeto servil, temeroso de la muerte, que subordina la inmediatez del presente a la mediación del futuro. Por otro, la moral de la fiesta y de la transgresión, propia del sujeto soberano, que afirma el presente frente al futuro, la comunicación frente a la autoconservación. Ambas formas de vida son igualmente imprescindibles.

Entradas populares de este blog

Antropología - Resumen toda la materia - Cátedra: Rosato

Introducción:
Objeto > Otredad cultural, Alteridad cultural, Diversidad cultural "Técnica" o "Método" > Observación participante La antropología se presenta como una “acumulación” conflictiva de sus diferentes partes. Se pueden distinguir tres momentos de esta:

1- Fines del siglo XIX (evolucionismo) cuando se constituye como ciencia; 2- Periodo entre guerras (diversidad); 3- Después de la 2da Guerra Mundial, donde aparecen otras antropologías (no occidentales). La Antropología es una “construcción”, en la que el otro cultural se construyó de manera científica por las distintas teorías que dominaron en cada uno de los momentos históricos.

Fines del siglo XIX: La antropología se formalizó como ciencia. Fue el momento del conocimiento de la existencia de modos de vida diferentes.  La rev. Ind. Produjo diferencias de clases. Occidente se expandió sistemáticamente por el mundo. El asombramiento se distinguió porque  la diferencia se constituyo en objeto de explicación ci…

GEERTZ, Clifford - “Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini

GEERTZ, Clifford - "“Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini
CLIFFORD GEERTZ: DESCRIPCIÓN DENSA. HACIA UNA TEORÍA INTERPRETATIVA DE LA CULTURA
Geertz quiere que entendamos una cultura en sus propios términos. Para hacer esto, debemos entender sus complejidades, naturalezas y matices. El título de uno de los libros de Geertz es La interpretación de las culturas; nos lo dice todo. Intenta esclarecer el concepto de cultura al escribir acerca de culturas particulares. Hay que dejar de lado las pretenciones de una “gran idea” macro que explique todo. Rechaza el punto de vista de que la cultura se puede entender mejor a través de una teoría importante. Opina que el mejor enfoque para un mayor desarrollo del concepto consiste en enfrentarse con problemas específicos. Concepto de culturaes esencialmente semiótico. Cree, como Max Weber, que el hombre es un animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido; co…

Adorno y Horkhemeimer - La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas - Comunicación I - Cátedra Mangone

Resúmenes de Adorno y Horkhemeimer


RESUMEN 1


La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas
La civilización actual concede a todo un aire de semejanza ---> falsa identidad lo universal y lo particular. En términos tecnológicos es necesario que la industria cultural genere métodos de reproducción que conducen a que, en diferentes lugares, necesidades iguales sean satisfechas mediante productos estándar ---> igualación y producción en serie.
La constitución del público forma parte del sistema de la industria cultural. Los deseos espontáneos del público se convierten en un texto inconsciente. Para todos los consumidores hay algo previsto y cada consumidor debe dirigirse a la categoría de los productos en masa que han sido preparados para él.
El tiempo libre del trabajador debe orientarse sobre la unidad de producción ---> para el consumidor no hay nada por clasificar que no haya sido ya anticipado en el esquematismo de la producción.

El mundo entero está pasado por el c…