Ir al contenido principal

Hume - "Tratado de la Naturaleza Humana" - Comunicación III - Cátedra: Gassman

HUME: Tratado de la Naturaleza Humana

·         Los prejuicios contra los razonamientos metafísicos entienden por razonamiento toda clase de argumentos que sean de algún modo abstrusos.
·         Sólo el escepticismo más radical, unido a una fuerte dosis de pereza, puede justificar esta aversión hacia la metafísica.
·         No somos tan sólo seres que razonamos, sino también uno de los objetos sobre los que razonamos. Por consiguiente, si ciencias como las matemáticas, a filosofía natural y la religión natural dependen de tal modo del conocimiento que del hombre se tenga, ¿qué no podrá esperarse en las demás ciencias, cuya conexión con la naturaleza humana es más íntima y cercana?
·         En las cuatro ciencias (lógica, moral, crítica de artes y letras, y política) está comprendido casi todo lo que de algún modo nos interesa conocer.
·         Como la ciencia del hombre es la única fundamentación sólida de todos las demás, es claro que la única fundamentación sólida que podemos dar a esa misma ciencia deberá estar en la experiencia y la observación.
·         Al ser la esencia de la mente tan desconocida para nosotros como la de los cuerpos externos, igualmente debe ser imposible que nos formemos noción alguna de sus capacidades y cualidades sino mediante experimentos cuidadosos y exactos, así como por la observación de los efectos particulares que resulten de sus distintas circunstancias y situaciones. Y aunque debamos esforzarnos por hacer nuestros principios tan generales como sea posible, panificando nuestros experimentos hasta el último extremo posible y explicando todos los efectos a partir del menor número posible de causas, y de las más simples, es con todo cierto que no podemos ir mas allá de la experiencia; toda hipótesis que pretenda descubrir las últimas cualidades originarias de la naturaleza humana deberá rechazarse desde el principio como presuntuosa y quimérica.
·         Nos es imposible dar razón de nuestros principios más universales y refinados, mas allá de la mera experiencia de su realidad.
·         Cuando no se como conocer los efectos de un cuerpo sobre otro en una situación dada, no tengo mas que colocarlos en esa situación y observar lo que resulta de ello.
·         Todas las percepciones de la mente humana se reducen a dos clases distintas: ideas y percepciones. La diferencia entre ambas consiste en los grados de fuerza y vivacidad con que inciden sobre la mente y se abre camino en nuestro pensamiento o conciencia. A las percepciones que entran con mayor fuerza y violencia las podemos denominar impresiones (sensaciones, pasiones, emociones) tal como hacen su primera aparición en el alma. Las ideas son las imágenes débiles de las impresiones cuando pensamos y razonamos (placer y disgusto). Es la diferencia entre sentir y pensar.
·         División de las percepciones:
-          Simples (impresiones e ideas): no admiten distinción ni separación
-          Complejas: pueden dividirse en partes.
·         Las impresiones parecen ser de algún modo reflejo de las ideas, de modo que toda percepción de la mente es doble, y aparece a la vez como impresión e idea.
·         Las ideas son representaciones exactas de las impresiones que he sentido. Las ideas e impresiones parecen corresponderse entre sí.
·         Conclusión general: todas nuestras ideas e impresiones son semejantes entre sí.
Advierto pues que aunque por lo general existe gran semejanza entre nuestras impresiones e ideas complejas, con todo no es universalmente verdadera la regla de que éstas son copias exactas de aquellas. Toda idea simple tiene una impresión simple a la cual se asemeja, igual que toda percepción simple tiene una idea que le corresponde.
·         Todas las ideas simples e impresiones simples se asemejan unas a otras; y como las complejas se forman a partir de las simples, podemos afirmar que estas dos especies de percepción son exactamente correspondientes.
·         Todas nuestras ideas simples, en su primera aparición, se derivan de impresiones simples a las que corresponden y representan exactamente.  Considero el orden de su primera aparición y hallo por experiencia constante que las impresiones simples preceden siempre a sus correspondientes ideas, sin embargo, nunca a parecen en orden inverso.
·         El principio de prioridad de las impresiones con respecto a las ideas debe entenderse con otra limitación, a saber: que así como nuestras ideas son imágenes de nuestras impresiones, podemos formar ideas secundarias que sean imágenes de las primeras.
·         Las ideas producen imágenes de sí mismas en nuevas ideas, pero como se supone que las ideas primarias derivan de impresiones, sigue siendo verdad que todas nuestras ideas simples proceden mediata o inmediatamente de sus correspondientes impresiones.
·         Innatismo: los filósofos, con el fin de probar que las ideas de extensión y color no son innatas, no hacen sino mostrar que éstas nos son transmitidas por los sentidos; mientras que para probar que las ideas de pasión y deseo no son innatas observan que tenemos en nosotros mismos una experiencia previa de esas emociones.

·         Las ideas son precedidas por otras percepciones más vívidas, de las cuales de derivan y a las que representan.

Entradas populares de este blog

Antropología - Resumen toda la materia - Cátedra: Rosato

Introducción:
Objeto > Otredad cultural, Alteridad cultural, Diversidad cultural "Técnica" o "Método" > Observación participante La antropología se presenta como una “acumulación” conflictiva de sus diferentes partes. Se pueden distinguir tres momentos de esta:

1- Fines del siglo XIX (evolucionismo) cuando se constituye como ciencia; 2- Periodo entre guerras (diversidad); 3- Después de la 2da Guerra Mundial, donde aparecen otras antropologías (no occidentales). La Antropología es una “construcción”, en la que el otro cultural se construyó de manera científica por las distintas teorías que dominaron en cada uno de los momentos históricos.

Fines del siglo XIX: La antropología se formalizó como ciencia. Fue el momento del conocimiento de la existencia de modos de vida diferentes.  La rev. Ind. Produjo diferencias de clases. Occidente se expandió sistemáticamente por el mundo. El asombramiento se distinguió porque  la diferencia se constituyo en objeto de explicación ci…

GEERTZ, Clifford - “Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini

GEERTZ, Clifford - "“Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini
CLIFFORD GEERTZ: DESCRIPCIÓN DENSA. HACIA UNA TEORÍA INTERPRETATIVA DE LA CULTURA
Geertz quiere que entendamos una cultura en sus propios términos. Para hacer esto, debemos entender sus complejidades, naturalezas y matices. El título de uno de los libros de Geertz es La interpretación de las culturas; nos lo dice todo. Intenta esclarecer el concepto de cultura al escribir acerca de culturas particulares. Hay que dejar de lado las pretenciones de una “gran idea” macro que explique todo. Rechaza el punto de vista de que la cultura se puede entender mejor a través de una teoría importante. Opina que el mejor enfoque para un mayor desarrollo del concepto consiste en enfrentarse con problemas específicos. Concepto de culturaes esencialmente semiótico. Cree, como Max Weber, que el hombre es un animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido; co…

Adorno y Horkhemeimer - La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas - Comunicación I - Cátedra Mangone

Resúmenes de Adorno y Horkhemeimer


RESUMEN 1


La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas
La civilización actual concede a todo un aire de semejanza ---> falsa identidad lo universal y lo particular. En términos tecnológicos es necesario que la industria cultural genere métodos de reproducción que conducen a que, en diferentes lugares, necesidades iguales sean satisfechas mediante productos estándar ---> igualación y producción en serie.
La constitución del público forma parte del sistema de la industria cultural. Los deseos espontáneos del público se convierten en un texto inconsciente. Para todos los consumidores hay algo previsto y cada consumidor debe dirigirse a la categoría de los productos en masa que han sido preparados para él.
El tiempo libre del trabajador debe orientarse sobre la unidad de producción ---> para el consumidor no hay nada por clasificar que no haya sido ya anticipado en el esquematismo de la producción.

El mundo entero está pasado por el c…