Ir al contenido principal

Período 1916-1930 - Historia Argentina - ICSE - Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado - CBC

Período 1916-1930 - Historia Argentina - ICSE - Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado - CBC

Radicalismo

Organización Política: La Unión Cívica Radical (UCR) tiene su origen en la década de 1890, sector liderado por Aristóbulo del Valle, Leandro N. Alem e Hipólito Yrigoyen. Surge como un partido opositor al PAN, principalmente criticaban el fraude electoral y el sistema de sufragio que lo permitía. La forma en la que querían llegar al poder consistió en volver al levantamiento militar pero no tuvo éxito. Luego de las muertes de Alem y Del Valle, quedó como líder Yrigoyen y bajo su guía el radicalismo comenzó a definir su perfil.
Con Yrigoyen al frente, se definió la principal, y quizá única, bandera del radicalismo: la libertad de sufragio con el fin de ampliar la participación política. En menor medida cuestionó la intervención federal a las provincias y el excesivo poder del Ejecutivo Nacional.
El radicalismo vino a proponer una modernización política ampliando la participación de las capas medias de la población y los hijos de inmigrantes en la política nacional. Se presentaba a la población como un partido policlasista que luchaba por la democratización política aunque con ideas liberales. Buscaban producir una apertura de las políticas sociales en las áreas de trabajo, educación y vivienda para beneficiar sobre todo a la clase media en ascenso, base de su poder político.
A principios del siglo xx se produjo una fisura dentro de la burguesía agraria gracias al aumento de las huelgas y protestas organizadas por el movimiento obrero, sumando a los anarquistas que actuaban a través del atentado como forma de lucha, lo que convulsionó aun más la situación social. En este contexto se debía realizar el recambio presidencial y el radicalismo, que seguía sumando apoyos, amenazaba  con intentar la vía revolucionaria si se mantenía el fraude electoral. El presidente Roque Sáenz Peña, se comprometió ante los líderes radicales a proponer la sanción de una ley electoral mientras que éstos garantizaron el abandono de la abstención revolucionaria. Así fue como en 1912 el congreso sancionó  la ley que estableció el voto universal para los argentinos varones mayores de 18 años, de carácter secreto, obligatorio y unipersonal, a la vez que permitía la participación de la primera minoría en los órganos legislativos. El conservadurismo cedió ya que esa integración del radicalismo presentaba un mal menor porque no se proponía cambiar el sistema económico ni la política liberal (lo que en verdad le importaba a la burguesía), los radicales eran una valla de contención contra un peligro más grave: el ascenso de un proletariado extranjero combativo y portador de avanzadas ideologías.

Modelo de Estado: Continuidad de un Estado liberal con la diferencia de democratizar el sistema político y producir una apertura de las políticas sociales en las áreas de trabajo, educación y vivienda para beneficiar sobre todo a la clase media en ascenso (base del poder político radical).

Hipólito Yrigoyen: En 1916 (hasta 1922) asumió por primera vez un presidente elegido por medio de la ley Saenz Peña. Él, accedió al manejo político del Estado liberal, pero no en forma plena, ya que la clase dominante  mantuvo el control de la cámara de senadores, el Poder Judicial y provincias donde el fraude se mantenía. Por eso, La hegemonía de los conservadores seguía vigente, (una de las principales dificultades del gobierno) además de que el modelo económico seguía siendo el mismo y no se veían afectados los intereses de la elite. El Estado resolvió utilizar las intervenciones provinciales (actitud criticada por Yrigoyen cuando el PAN tomaba esta medida) para desplazar a los dirigentes conservadores e incorporar a miembros de su partido al frente de la provincia. Durante este primer mandato fueron muchos los proyectos de ley presentados por el gobierno y frenados por el Congreso, con predominio conservador. Además, uno de los aspectos desfavorables de este gobierno, se centraron en la represión aplicada contra expresiones del movimiento obrero, en diferentes oportunidades.
 Los principales logros se focalizaron en la defensa de la soberanía nacional con la fundación de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) en 1922. Además, Yrigoyen fue el primero en poner en marcha el “clientelismo político” (implica darle beneficios directos a la población. Los afiliados radicales eran los primeros en recibirlos).

Marcelo T. De Alvear: Presidente radical elegido en 1922 hasta 1928. Era representante del grupo de los “galeritas”, el sector más cercano a los intereses de la oligarquía terrateniente.
El grupo alvearista se diferenciaba del sector yrigoyenista en lo que respecta principalmente al rol del Poder Ejecutivo. Alvear consideraba que éste debía apoyarse en sus ministros y no ser de carácter personalista, como lo era Yrigoyen.
Desde el comienzo de su mandato quiso poner distancia con la política llevada a cabo por su predecesor; incorporando a miembros de la elite terrateniente en los ministerios y oponiéndose a las intervenciones provinciales. También controló el gasto público y no continuó con la política clientelística de Yrigoyen
Durante el gobierno de Alvear se produce una importante división dentro del partido radical, entre los “personalistas” (partido de Yrigoyen) y los “antipersonalistas” (grupo liderado por Alvear)
En 1928 el gobierno de Alvear llega a su fin, y vuelve al poder Yrigoyen.
Una sumatoria de acontecimientos internos y externos facilitó a los sectores conservadores el derrocamiento del gobierno radical. Por un lado la crisis económica mundial de 1929, iniciada en Estados Unidos (produjo una gran caída de las exportaciones agropecuarias argentina), los llamados “antipersonalistas” que debilitaban el gobierno de Yrigoyen, la oposición del grupo nacionalista, los conflictos generados por los contratos petroleros con Estados Unidos y la dificultad de Yrigoyen para ver que la situación internacional e interna no era la misma.
Dos sectores encabezaron el derrocamiento del gobierno yrigoyenista: La clase dominante agrupada en la sociedad Rural Argentina y por otro, el grupo nacionalista. El 6 de septiembre de 1930 se produce el primer golpe de Estado de la historia argentina.

Grupos Opositores: En primer lugar, los representantes de las oligarquías provinciales que habían apoyado el dominio de la elite conservadora.
En segundo lugar, el movimiento anarquista, que habían sufrido más que ningún otro la represión y persecución política, ya que tenían una postura combativa del sistema capitalista y su forma de actuar por medio de huelgas generales hizo de los anarquistas el centro de las medidas represivas. (se los veía como un peligro para el estado)
En tercer lugar, existían dos importantes partidos opositores. Por un lado, el partido socialista, con fuerte peso entre los trabajadores portuarios y ferroviarios. Por otro, el partido democrático progresista.

Modelo económico: Se mantuvo el modelo agroexportador sostenido por la hegemonía de la oligarquía terrateniente desde la consolidación del Estado nacional en 1880.
 Los planteos fueron fundamentalmente políticos y en ningún momento cuestionaron el modelo económico ni, por lo tanto, la política económica liberal. La razón de esta limitación se encuentra, en parte, en la composición social de los dirigentes del partido. Mientras que los dirigentes de los comités que estuvieron en la base de la organización partidaria pertenecieron a la clase media, los altos cargos partidarios fueron ocupados por hombres provenientes de las familias tradicionales de la elite.
El modelo se hallaba con fisuras evidentes por la falta de tierras vírgenes y la disminución del flujo de capitales como producto de la Primera Guerra Mundial (EL IMPACTO QUE PROVOCÓ LA GUERRA EN LA ARGENTINA SE ENCUENTRA EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL, lo aclaro porque la profe me lo remarcó). Para evitar empeorar esta situación, el gobierno de Yrigoyen se encargó de negociar con aquellos sectores del movimiento obrero sindicalizado cuyas acciones de fuerza, por su ubicación en el aparato productivo o en el transporte, pudiesen frenar el circuito económico con el exterior. Este fue el caso de los gremios ferroviarios y portuarios que tenían en sus manos la posibilidad de trabar las exportaciones y las importaciones que sostenían al modelo. Pero a los gremios más duros ideológicamente los reprimió, principalmente a los liderados por anarquistas.
Contexto Internacional: Los años de la Primera Guerra mundial (1914-1918), si bien significaron un aumento de los precios de los tradicionales productos de exportación, también implicaron una fuerte caída en el volumen exportado. Esto se vio sólo parcialmente compensado por las compras de lana de Estados Unidos, que aumentaron sensiblemente. Ante las dificultades de Gran Bretaña, Estados Unidos se convirtió en la primera potencia mundial y principal proveedor de la Argentina (lugares que ocupaba el mercado británico).
El comienzo de la Gran Guerra aumentó las dificultades para la industria, que no pudo seguir importando materias primas industriales y equipos en la medida en que lo venían haciendo (el valor de las importaciones cayó entre 40 y 50% respecto de los años anteriores al conflicto, ya que buena parte de la producción de los países centrales estuvo destinada a la industria bélica y los bienes manufacturados con destino a los mercados como la Argentina sufrieron una merma significativa). Ello desembocó en un aumento de las quiebras industriales, lo cual produjo un crecimiento de la desocupación y por ende, aumentaron los conflictos sociales y la lucha de los trabajadores contra las patronales.
Con la intención de proteger algunas producciones fabriles, el gobierno radical elevó algunos aranceles a la importación. En la década de 1920 creció la instalación en el país de empresas industriales de capital internacional. En su mayoría, empresas estadounidenses que aprovecharon la debilidad británica. Pero también provenientes de Alemania, Suiza e Italia. Puede decirse que en la década del 20 la producción industrial mostró un crecimiento superior a los años anteriores, debido a una mayor inversión en el sector y al crecimiento de la demanda interna.

EJE SOCIAL:
Política de vivienda: Comienza el proceso de suburbanización en la ciudad de Buenos Aires, ligado a la expansión de servicios y medios de transportes: extensión de red eléctrica, de líneas férreas y la creación de la primera línea de subterráneos de Sudamérica. Las facilidades para acceder al terreno propio por medio de los loteos de antiguas quintas favorecieron este proceso. Los hijos de inmigrantes con sus ahorros acceden a créditos baratos otorgados principalmente por el Banco Hipotecario de la Nación. De este modo comienzan a surgir viviendas unifamiliares de un nuevo grupo social: la clase media, conformada por profesionales (abogados y médicos), bancarios y maestros. El Yrigoyenismo por medio de su líder demostró preocupación por el tema de la vivienda, en especial la de los sectores populares.
Política educativa: El Radicalismo entendía a la educación como una herramienta de ascenso social. Se abrieron nuevas escuelas públicas y se promulgó la Reforma universitaria de 1918. La universidad era, a comienzos del siglo xx, un lugar reservado para los miembros de la elite, con la función política de ser un medio para llegar al poder. La autonomía en vigencia era manejada por el Poder Ejecutivo, desde donde se elegía a las autoridades (rector y decanos) y al personal docente que en algunos casos alteraban sus tareas educativas, con el ejercicio del poder político. Yrigoyen estableció la autonomía universitaria, materializada a través del cogobierno con representantes de los tres claustros (alumnos, docentes y graduados). Es decir, cada unidad académica posee su vida propia, sin intervención del poder ejecutivo. Además de concursos docentes por antecedentes y libertad de cátedra.

Política laboral: Al asumir Yrigoyen, eran pocas las leyes que protegían al sector obrero. En los primeros tres años del gobierno radical el número de huelgas creció notablemente. Frente a ese aumento de la conflictividad social, el radicalismo asignó al Estado un rol de árbitro en los conflictos obreros. Pero esa política paternalista (intervencionista) en la relación entre el Estado y los sindicatos no fue igual para todos. Hubieron acuerdos con los gremios que podían afectar al modelo agroexportador, pero con otros, hubo represiones y persecuciones, en especial con los sindicatos anarquistas. Dos hechos impactantes denotan tal represión: suceso conocido como la “semana trágica” en donde se asesinan obreros del taller “Vanesa”, que reclamaban una jornada de 8 horas y la ejecución de trabajadores agrícolas en la Patagonia que exigían mejoras en su situación laboral. Fue una política represiva y negociadora.
 La legislación laboral sancionada fue en general propuesta por legisladores socialistas. Algunas de estas medidas reglamentaban el trabajo a domicilio, establecían la jornada de 8 horas, obligaban a pagar los salarios en moneda nacional de curso legal.


Política Sanitaria: Continúa la política Higienista. Yrigoyen, al comenzar su mandato, se debió enfrentar a una serie de epidemias y esta política que se venía aplicando desde gobiernos anteriores, se incrementó.

Entradas populares de este blog

Antropología - Resumen toda la materia - Cátedra: Rosato

Introducción:
Objeto > Otredad cultural, Alteridad cultural, Diversidad cultural "Técnica" o "Método" > Observación participante La antropología se presenta como una “acumulación” conflictiva de sus diferentes partes. Se pueden distinguir tres momentos de esta:

1- Fines del siglo XIX (evolucionismo) cuando se constituye como ciencia; 2- Periodo entre guerras (diversidad); 3- Después de la 2da Guerra Mundial, donde aparecen otras antropologías (no occidentales). La Antropología es una “construcción”, en la que el otro cultural se construyó de manera científica por las distintas teorías que dominaron en cada uno de los momentos históricos.

Fines del siglo XIX: La antropología se formalizó como ciencia. Fue el momento del conocimiento de la existencia de modos de vida diferentes.  La rev. Ind. Produjo diferencias de clases. Occidente se expandió sistemáticamente por el mundo. El asombramiento se distinguió porque  la diferencia se constituyo en objeto de explicación ci…

GEERTZ, Clifford - “Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini

GEERTZ, Clifford - "“Descripción densa: hacia una teoría interpretativa de la cultura” (1973) - Comunicación II - Cátedra Martini
CLIFFORD GEERTZ: DESCRIPCIÓN DENSA. HACIA UNA TEORÍA INTERPRETATIVA DE LA CULTURA
Geertz quiere que entendamos una cultura en sus propios términos. Para hacer esto, debemos entender sus complejidades, naturalezas y matices. El título de uno de los libros de Geertz es La interpretación de las culturas; nos lo dice todo. Intenta esclarecer el concepto de cultura al escribir acerca de culturas particulares. Hay que dejar de lado las pretenciones de una “gran idea” macro que explique todo. Rechaza el punto de vista de que la cultura se puede entender mejor a través de una teoría importante. Opina que el mejor enfoque para un mayor desarrollo del concepto consiste en enfrentarse con problemas específicos. Concepto de culturaes esencialmente semiótico. Cree, como Max Weber, que el hombre es un animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido; co…

Adorno y Horkhemeimer - La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas - Comunicación I - Cátedra Mangone

Resúmenes de Adorno y Horkhemeimer


RESUMEN 1


La industria cultural. Iluminismo como mistificación de masas
La civilización actual concede a todo un aire de semejanza ---> falsa identidad lo universal y lo particular. En términos tecnológicos es necesario que la industria cultural genere métodos de reproducción que conducen a que, en diferentes lugares, necesidades iguales sean satisfechas mediante productos estándar ---> igualación y producción en serie.
La constitución del público forma parte del sistema de la industria cultural. Los deseos espontáneos del público se convierten en un texto inconsciente. Para todos los consumidores hay algo previsto y cada consumidor debe dirigirse a la categoría de los productos en masa que han sido preparados para él.
El tiempo libre del trabajador debe orientarse sobre la unidad de producción ---> para el consumidor no hay nada por clasificar que no haya sido ya anticipado en el esquematismo de la producción.

El mundo entero está pasado por el c…